Archivos diarios: agosto 21, 2014

Paraguay Zona Franca: de Rosario A IBICUY

Si para algo sirven las zonas francas de Paraguay y Bolivia en terrenos de la costa rosarina es para trabar la expansión urbana (Bolivia) y portuaria (Paraguay). Y como hace décadas que esán desactivadas, las gestiones para correrlas son permanentes porque a los funcionarios de los países vecinos no les interesa las opciones que se les acercaron para mudarse. Pero hasta ahora no dieron resultado.No obstante, apareció ya desde el año pasado (pero ahora comienza a tomar forma ahora) una alternativa que puede concretarse

“El Puerto Ibicuy es un lugar importante para el desarrollo del comercio paraguayo. La terminal es una gran alternativa que tenemos ya que la zona franca de Rosario, que hace 40 años nos dieron, nunca pudo materializarse”, dijo el embajador paraguayo Duarte Flores quien ratificó al gobierno entrerriano que es un interés legítimo del gobierno de su país un trabajo conjunto para potenciar la terminal fluvial.

En tanto, el gobernador Sergio Urribarri aseguró que “Ibicuy es un puerto estratégico como zona franca, y también ahí operarían herramientas que facilitaría la labor de Petropack, el almacenamiento de combustible y el tráfico más fluido de las mercaderías”. Y agregó: “Nosotros tenemos la predisposición y la decisión de permitir esa operación de cargas ya sea mineral de hierro, grano o combustible”.

En ese sentido, adelantó que ya “se está trabajando en un borrador de un probable acta-acuerdo a firmar en los próximos días con la República del Paraguay. El puerto Ibicuy tiene una enorme perspectiva de crecimiento y no tengo dudas que se transformará en una estación fluvial de referencia de la Hidrovía Paraná-Paraguay”, acotó al respecto.

“Nuestro puerto será estratégico para que Paraguay, Bolivia y Brasil puedan operar su producción de granos, mineral de hierro y cargas generales sin necesidad de ningún tipo de trasbordos, y la Presidenta nos planteó oportunamente el rumbo estratégico de la integración para la Patria Grande, consolidando el nivel político para avanzar también en lo económico y en la infraestructura. Desde Entre Ríos nos ponemos al frente de este modelo de integración, y vamos a avanzar con Paraguay para que tengan una salida directa al mar desde nuestro puerto”, concluyó Urribarri.

Para ello, ya en junio pasado una delegación paraguaya recorrió el puerto Ibicuy para evaluar la instalación de una zona franca. La delegación, integrada por funcionarios de Relaciones Exteriores de ese país, junto a autoridades de la provincia de Entre Ríos, recorrieron y sobrevolaron el predio del puerto de Ibicuy, con el fin de observar las posibilidades para la instalación de una zona franca comercial exportadora en el lugar.

“La creación de zonas francas para otros países y la infraestructura portuaria incidirán en el desarrollo económico de toda la provincia”, sostuvo en esa oportunidad el ministro de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, Juan Javier García.

Cabe destacar, a su vez, que estas gestiones tienen su correlato con la decisión del Nación de crear en el puerto entrerriano de Ibicuy una zona franca comercial exportadora. En marzo pasado, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, anunció su creación en Paraná, al presentar junto Urribarri, el Plan Quinquenal de ese distrito

Cargill: SAQUEN TURNO!

Cargill se plantó

A partir de ayer, el puerto de Cargill en Puerto San Martín (Quebracho) no permite el ingreso de camiones con cupos de descarga atrasados, adelantados o repetidos. Es más, según les comunicó a los entregadores de granos, el personal de la terminal les sella la carta de porte y les retiran de playa a los camiones que no tengan el código aflanumério. La decisión de Cargill de ponerse firme es bienvenida para la logística integral del cordón industrial ya que sirve para ordenar accesos viales.

Es moneda corriente que productores, coopeativas, acopios y corredores envíen camiones sin cupo a descarga. Múltiples son las razones: se ahorran gastos en silo, apuran entrega para cobrar antes; y hasta hay veces que son los propios camioneros que, en pos de hacer más viajes, lo piden pese a que son ellos quienes, cúal fuerza de choque, tienen que lograr luego (generalmente con algún contacto acercado desde el dador de la carga) que en el puerto de destino le permitan ingresar.

Según calculó hace cuatro campañas la Bolsa de Comercio de Rosario, el 10% de los camiones que llegaban a puerto en la zona de San Lorenzo y San Martín lo hacían sin cupo, una cantidad suficiente como para hacer colapsar accesos, entorpecer seriamente el tránsito y demorar la logística de descarga.

Es por eso que los puertos pusieron en marcha un sistema alfanumerico que informatizó y sistematizó el otorgamiento de cupos, y que generó algún revuelo entre operadores. Pero como siempre ocurre, pese a la tecnología, los usos y costumbres terminan encontrando la vuelta para esquivar procesos. Por eso ahora fue bienvenida la decisión de Cargill de ponerse firme.