USS Constellation: el adios a un Veterano de guerra 1


El portaaviones más importante de la historia naval de EE.UU., el USS Constellation, salió de la ‘flota fantasma’ de Washington para ser reciclado.

El que en su momento fue uno de los navíos más rápidos de la armada norteamericana y testigo de operaciones desde Vietnam hasta el Golfo Pérsico, es hoy un buque que padece ante el brote del óxido, remolcado pacientemente hacia su último destino: el desguazadero.

Fue a inicios de agosto de este año que zarpó desde la Base Naval Kitsap, ubicada en la península del estado de Washington, en Estados Unidos, para embarcarse en un viaje de 16 mil millas náuticas —equivalente a 29 mil 632 kilómetros—, con destino a Bronsville, en el estado de Texas, donde será desmantelado.

El portaaviones de más de 61 mil toneladas, es remolcado por el el Corbin Foss y su trayecto se extiende por el Estrecho de Magallanes, el paso marítimo ubicado en el extremo sur de Sudamérica, entre la Patagonia y la Isla Grande de Tierra del Fuego; ya que, sus dimensiones le impiden pasar a través del Canal de Panamá.

Catástrofe durante su construcción

Cuando faltaba poco para terminar el portaaviones USS Constellation, el 19 de diciembre de 1960, en el astillero naval de Nueva York, un siniestro amenazó la integridad de la nave.

El fuego se produjo luego de que un montacargas empujara por accidente su cargamento contra una placa de acero, lo que rompería el tapón de un tanque de 502 galones de combustible diésel. El derrame del líquido inflamable llegó hasta los niveles inferiores del buque y se presume que un soplete de un soldador provocó la combustión que luego se trasladaría a un andamio de madera. Tuvieron que pasar 12 horas de trabajo de los bomberos —que lograron rescatar a toda la tripulación, menos a 50 personas— para aplacar el siniestro y que los pasillos del buque, llenos de humo, volvieran a la normalidad.

Actividad naval

El Constellation fue entregado a la Armada de los Estados Unidos el 1 de octubre de 1961, y asignado el 27 del mismo mes al capitán Thomas J. Walker.

Luego de ensayos de ajuste y aceptación, el portaaviones partió a Norfolk, en Virginia, para realizar sus primeras operaciones aéreas.

Posteriormente, en febrero de 1963, la misión sería llegar al puerto base en San Diego —de Atlántico a Pacífico— para lo cual debía bordear la costa atlántica americana y cruzar el Cabo de Hornos. Ya en California, se anexaría a la Séptima Flota naval estadounidense.

El 5 de mayo del año siguiente, mientras se encontraba realizando operaciones de entrenamiento y llamadas a puertos, recibió un reporte del USS Maddox (DD-731), que había sido atacado por unidades de la Armada de Vietnam del Norte.

El hecho provocó que varios aviones fueran enviados desde el USS Constellation para atacar bases y barcos, además de instalaciones de combustible de Vietnam del Norte. El evento es conocido como la Operación Pierce Narrow.

El portaaviones sirvió para siete despliegues aéreos relacionados con la Guerra de Vietnam. Y, el 26 de septiembre de 1978, inició su undécimo despliegue hacia las proximidades de Singapur, dando inicio a la Guerra del Golfo Pérsico.

Fueron en total 41 años de servicio, cuando el 7 de agosto de 2003 el USS Constellation fue dado baja y el 2 de diciembre fue formalmente retirado de la lista de registro de buques de la Armada de EE. UU. (La Estrella.com.pa)

Publicado el septiembre 27, 2014 en News, Technical y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: