“Libre navegación no es discutible”, dicen en Hidrovía PP


El Ing. Jan Van Hoogstraten (CPTCP) planteó en un congreso en Asunción los numerosos problemas que enfrenta hoy la Hidrovía Paraguay-Paraná, y exhortó a los cinco países miembros a retomar el entusiasmo del principio para seguir progresando.

En los últimos 4 años tuvimos aguas bajas, se tuvo mucha dificultad para navegar, no se cumplieron los viajes programados y como tampoco había suficiente cantidad de convoyes, a diferencia de lo que ocurre hoy, pensamos que la carga era infinita. Pero este año Dios nos mostró la realidad porque nos puso agua en el río y hasta ahora se puede navegar con los convoyes a full de su capacidad”. Estas fueron parte de las expresiones que hizo el Ing. Jan Van Hoogstraten, presidente de la Comisión Permanente de Transporte de la Cuenca del Plata, entidad que agrupa a los armadores y operadores privados de la Hidrovía Paraguay-Paraná, en un encuentro que tuvo lugar días pasados en Asunción, en el Centro de Convenciones Mariscal López, organizado por Navegistic 2014 (3ª Exposición Internacional de Navegación y Logística), donde participaron importantes personalidades regionales para considerar los temas que hoy afectan a los 5 países del Cono Sur.

¿Y cuál es la verdadera situación? se preguntó: “Que en Paraguay a fines de agosto ya no había más carga de soja para transportar, que el maíz de baja calidad de exportación no tiene mercado ni precio, que el 100% de la carga de exportación en contenedores se fue a Montevideo donde pocas son las embarcaciones que pueden ir a mar abierto, y por último que Buenos Aires en carga general de exportación de Paraguay murió o mejor dicho ¡la mataron! y las cargas bolivianas terminan su logística ahora en octubre”.

Mineral

Luego el disertante se refirió los 20 millones de toneladas anuales de mineral de hierro que se proyectaban transportar por la hidrovía y ocurrió que China bajó su ritmo industrial y ese mineral de 149 dólares la tonelada bajó a 90, y en consecuencia a lo sumo este año se transportarán ocho millones de toneladas. Así que son muchos los convoyes de barcazas parados.

“Pero no nos equivoquemos” -aclaró- “no estoy diciendo que el dragado y balizamiento no sean necesarios, al contrario, si queremos un sistema de transporte confiable que se pueda programar a largo plazo, es fundamental contar con ellos. También la planificación, para una oferta y demanda equilibrada, es muy importante; hoy la oferta y la demanda están totalmente desequilibradas porque el péndulo se fue hacia el lado de la carga y navegar y transportar sin una legislación única es utopía”.

“Pero más allá de la realidad” -dijo- “seamos proactivos para cambiar ese escenario; hay que volver al optimismo que se manifiesta en esta Navegistic que empezó como un proyecto universitario y hoy tiene prestigio internacional y reconocimiento del gobierno paraguayo como un acto oficial”.

En otra parte de su disertación, Jan Van Hoogstraten le recordó al Comité Internacional de la Hidrovía (CIH) que hace 3 años no se reúne a retomar los encuentros, pero también a separar lo político de los proyectos técnicos, en un ámbito de hermandad, y buscar hacer de la Hidrovía un elemento de desarrollo y de integración para todos.

“Eso sí” -aclaró-, “reuniones del CIH de alto nivel, con agenda previa y con un diálogo franco entre todos los participantes, incluso los del sector privado. Discutamos abiertamente qué es mejor para la industria naval de la región, si construir embarcaciones extrazona y después importarlas a la Hidrovía; analicemos si en Paraguay es mejor tener un Ministerio de Transportes o tal vez uno de Hidrovía por su importancia. Discutamos sobre cómo podríamos acabar con las asimetrías entre los países y qué tenemos que hacer para formar más personal, por ejemplo, creando una escuela única cuyos egresados tengan los mismos conocimientos y puedan tripular cualquiera de las embarcaciones de cualquier bandera, con excepción del capitán. Con el modelo actual, con pocos tripulantes y retribuciones fuera de la realidad, es una muerte anunciada”.

En otra parte de su disertación, JVH llamó la atención sobre los altos costos portuarios de Argentina y Uruguay. “Discutamos entonces qué tenemos que hacer para volver a tener costos portuarios porque no es razonable que para descargar una barcaza con mineral cueste 15 dólares por tonelada, y el flete para transportarlo 2.500 kilómetros sea de 35 por tonelada”.

Por último propuso traer a la Hidrovía cargas que hoy están saliendo por tierra y que son fluviales y que el crecimiento progresivo de soja de Bolivia salga por el Atlántico y no por el Pacífico. “Pero lo que no se puede discutir es la libertad de navegación, ni se negocia, ¡se cumple sin peros!”.

En el encuentro participaron importantes figuras representativas de los cinco países en los asuntos de la Hidrovía, puertos, y el transporte. Por Uruguay asistieron el vicepresidente de ANP, Daniel Montiel, y el director Andrés Chahnazaroff.

En esa línea proactiva se pronunció Montiel, quien señaló al final de su exposición: “Reivindicamos la institucionalidad y cumplimiento a los acuerdos leyes y reglamentos, instando firmemente a que se convoque y reactive el CIH como instrumento idóneo para el desarrollo ordenado y dinámico de la Hidrovía”. (Por Emilio Cazalá; El País – Uruguay)

21/10/14

Publicado el octubre 29, 2014 en News y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: