Empresas y trabajadores cuestionan a firmas extranjeras en Nueva Palmira


Por Maximiliano Montautti

PalmiraLa Intergremial Marítima del Uruguay cuestionó que empresas extranjeras se encarguen de parte de la operativa en el Puerto de Nueva Palmira. Solicitan medidas para defender la “soberanía uruguaya” en la terminal coloniense.

 

Esa gremial (de la que forman parte el Centro de Maquinistas Navales, la Unión de Capitanes y Oficiales de la Marina Mercante, el Sindicato Único Nacional de Trabajadores del Mar y Afines y el Sindicato Único de Patrones de Pesca del Uruguay) señala que los trabajadores y empresas uruguayas en el Puerto de Nueva Palmira viven una situación de “angustia e incertidumbre” ya que la estabilidad de sus fuentes de trabajo se encuentra bajo serio riesgo.

En un documento, la gremial expresó que ese riesgo afecta a los trabajadores embarcados y las empresas de remolcadores y empujes de barcazas. Eso se debe a que las tareas y movimientos de barcazas son realizadas en zonas cercanas a la terminal coloniense por barcos remolcadores y empujes de bandera extranjera.

 

Hace poco más de un año, la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de Argentina tomó la determinación de prohibir el transbordo de mercadería de su país en puertos uruguayos. Y también adoptó otras medidas que apuntaron directamente al funcionamiento de la terminal de Nueva Palmira.

 

Las razones de la autoridades marítimas kirchneristas —algunas fundamentadas en documentos, otras no— fue la de promover y proteger la actividad dentro de sus puertos. Eso era, evitar que carga argentina saliera por otras terminales que no fueran nacionales.

 

Ahora, quizá como en contrapartida, empresas y trabajadores uruguayos piden al gobierno que defienda la soberanía y no beneficie a extranjeros en aguas nacionales. El reclamo también llega cuando operadores portuarios paraguayos se han quejado de los costos de los puertos uruguayos.

 

En Nueva Palmira funciona la terminal pública de la Administración Nacional de Puertos (ANP) y las privadas Ontur y Corporación Navíos. Además, hay una zona de transferencia cercana (Punta del Arenal) donde están ubicados dos buques que reciben carga en barcazas y la transbordan a buques de ultramar.

 

La primera inquietud de la Intergremial es sobre esa zona de transferencia.

 

El documento señala que Punta del Arenal está dentro de aguas territoriales uruguayas (Río Uruguay) y se rige como una parte del puerto de Fray Bentos. “Puerto que bajo ningún concepto forma parte de la hidrovía. Por lo tanto, según leyes y disposiciones nacionales, toda actividad o movimiento debe ser realizado por embarcaciones de bandera nacional, tripuladas por personal uruguayo y no como actualmente se realiza esta operativa con embarcaciones de banderas paraguayas, brasileñas, bolivianas y argentinas”, sostiene la Intergremial.

 

Por lo tanto, señala, es “lógico y procedente” que los convoyes que traen como destino Punta del Arenal utilicen personal uruguayo mientras estén operativos para cumplir con normas establecidas de seguridad. Además, indicó que la parte privada de Nueva Palmira recibe convoyes directamente de la hidrovía y los movimientos externos e internos hacia la parte pública de la ANP no están siendo realizados por barcos de bandera nacional “generando una desproporcionada diferencia a favor de empresas extranjeras y perjudicando la competitividad de las empresas operadoras y mano de obra uruguaya”.

 

Los involucrados indicaron que esa “asimetría en el trato es discriminatoria y perjudicial para los intereses de trabajadores y empresas” que se ven perjudicados por la competencia “desigual y desleal” que de alguna forma es consentida por el Estado uruguayo.

 

“Mientras el Estado es celoso y estricto en la fiscalización y cumplimiento de las obligaciones legales que asumen trabajadores y empresas, los trabajadores y empresas extranjeras gozan de flexibilidades y desregulaciones que acá no están permitidas a los uruguayos”, dijo el documento. Por eso, la Intergremial remarcó que “de no corregirse esta situación, estamos lisa y llanamente ante la extranjerización de la actividad portuaria y la desregulación laboral”.

 

Los agremiados afirmaron que es imprescindible que las autoridades se pronuncien rápidamente dándole “solución a esta tremenda asimetría que perjudica el trabajo y a la soberanía uruguaya en beneficio de extranjeros”.

 

Las empresas y trabajadores uruguayos sostuvieron que no se oponen a la llegada de buques y convoyes de bandera extranjera. Pero remarcaron que el gobierno debe proteger y fomentar el trabajo de los uruguayos. “Es legítimo el derecho que nos asisten en el reclamo. Tan legítimo como ilegítimo es que existan disposiciones ambiguas y cuasi antinacionales a favor de empresas y trabajadores extranjeros que en ninguno de los casos nos dan el mismo trato”, aseguró la Intergremial.

 

Incluso, según supo El País, la asociación de empresas y trabajadores ya realizaron algunas consultas jurídicas para ver si el reclamo puede encaminarse por esa vía.

Fuente: elpais.com.uy

Publicado el diciembre 13, 2014 en News y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: