Archivos diarios: junio 10, 2015

Paraguay – Petropar – la licitacion que gano el mas caro – Parte 3 – Antecedentes

De enero a junio de 2012 ingresaron al territorio nacional un total de 34 barcazas con contenido de azufre mayor al permitido legalmente en nuestro país. Del total de 34 buques, 29 correspondieron a la proveedora Trafigura Beheer BV, 3 embarcaciones con cargas de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y 2 barcazas de la distribuidora Petrobras, según los documentos a los que accedió la Contraloría General de la República.

Los cargamentos de Trafigura ingresaron en todos los meses, mientras que las cargas de PDVSA se dieron una en enero y las dos últimas en febrero, y los cargamentos de Petropar ingresaron los dos en febrero.

El órgano contralor aclara que con relación a algunos embarques, la petrolera estatal ni siquiera les remitió toda la información solicitada.

Es llamativo, dice la Contraloría, que las cargas detalladas con contenido de azufre mayor al permitido legalmente, de acuerdo con lo informado por Petropar, en su mayoría corresponden al Contrato PR N° 440/11 de fecha 12/08/2011, que fue formalizada con la empresa Trafigura Beheer BV; y sorprende aún más que la mayoría de las cargas provinieron de un mismo proveedor y corresponden a un mismo contrato.

En otro orden, la auditoría presupuestal realizada por la Contraloría al ejercicio 2012 de Petropar, según resolución CGR N° 41/13, destaca que la petrolera estatal debió comunicar desde un primer momento al proveedor Trafigura, así como a los organismos pertinentes, sobre las irregularidades observadas en la recepción de los cargamentos de gasoíl con contenido de azufre mayor al permitido legalmente, considerando que fueron en total 34 (treinta y cuatro) los cargamentos fuera de las especificaciones técnicas y no solamente de aquellos que superaron las 6.000 partículas por millón (ppm) de azufre, como fueron los casos de las barcazas NCT 04 y NCT 08.

Irregularidades se dieron durante largos meses

La Contraloría es contundente al asegurar que, de acuerdo a las documentaciones obrantes, las irregularidades con el gasoíl fuera de rango, con altas partículas de contenido de azufre que es cancerígeno en seres humanos y afecta al medioambiente, se dieron en un periodo de cuatro meses. Sin embargo, Petropar, entonces administrada por Sergio Escobar, solo realizó los reclamos de aquellos cargamentos que superaron ampliamente en 6.000 partículas por millón (ppm) de azufre y siguió recibiendo gasoíl fuera de las especificaciones técnicas, sin devolver el producto tal como correspondía.

Todo esto denota, dice, que Petropar trasgredió la disposición legal vigente en el ejercicio fiscal 2012, en este caso, la Resolución N° 1165 del Ministerio de Industria y Comercio de fecha 07/12/2011, al considerar un parámetro superior de azufre en 4.000 partículas por millón (ppm) en su formulario FL-CAL-02-Gerencia Control de Producto y Medio Ambiente-análisis de gasoíl, para el control de calidad del diésel, introduciendo de esta manera gasoíl con contenido de azufre mayor al permitido legalmente.

*********************************************

Contraloría replicó a Petropar que debió comunicar desde un primer momento las irregularidades detectadas en el gasoíl fuera de rango que recibió de la proveedora Trafigura Beheer BV, según destaca la nueva auditoría practicada al ente por el órgano contralor, durante el ejercicio fiscal 2012. Comprobó que durante cuatro meses importó gasoíl cancerígeno.

Extracto del reclamo realizado por Contraloría a Petropar sobre su actuación con relación al gasoíl cancerígeno que recibió varias veces.

Extracto del reclamo realizado por Contraloría a Petropar sobre su actuación con relación al gasoíl cancerígeno que recibió varias veces. / ABC Color

La auditoría realizada por la Contraloría al ejercicio fiscal 2012, que acaba de concluir, hizo un detenido análisis sobre la irregular actuación de Petropar con relación al gasoíl fuera de rango que recibió en numerosas ocasiones.

Refiere que la estatal, como parte integrante del contrato abierto PR N° 440/11, debió comunicar desde un primer momento a la proveedora Trafigura Beheer BV, así como a los organismos pertinentes, sobre las irregularidades observadas en la recepción de las cargas de gasoíl con contenido de azufre mayor al permitido legalmente, considerando que fueron en total 24 (veinticuatro) las cargas fuera de las especificaciones técnicas, y no solo de aquellos que superaron 6.700 y 6.120 de partículas por millón (ppm) de azufre.

El órgano de control destacó que el ingreso de gasoíl fuera de rango, con elementos químicos perjudiciales para la salud y el medioambiente, se dieron en un periodo de cuatro meses. Sin embargo, agrega que Petropar solo realizó el reclamo de aquellas cargas con gasoíl común que superaron 6.000 ppm de azufre, como el caso de las barcazas NCT 04 y NCT 08 y, llamativamente, siguió recibiendo diésel fuera de las especificaciones técnicas durante cuatro meses. La Contraloría agrega que las autoridades de la petrolera estatal deberán explicar el motivo por el cual no dieron cumplimiento a la normativa legal vigente durante el ejercicio fiscal 2012, resolución N° 1165 del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), de fecha 07 de diciembre de 2011, así como el decreto N° 10911, de fecha 25 de octubre de 2000, y su propia Carta Orgánica, al no considerar el parámetro establecido para el control de azufre en el combustible importado, permitiendo la posibilidad de contaminación del medio ambiente y de dañar a la población.

Incumplieron contrato

El órgano de control destaca que Petropar también deberá explicar, con documentación fundada, por qué incumplieron el numeral 15.4 del contrato PR N° 440/1, el cual determina cuanto sigue: “De existir diferencia de calidad entre los productos a ser entregados y las especificaciones establecidas en el Anexo 1, constatada por el inspector independiente, el vendedor deberá proceder a la adecuación o a la sustitución del mismo conforme a las especificaciones, en forma inmediata y a sus costas, haciéndose cargo de todos los gastos generados hasta su entrega efectiva”. Deberán asimismo remitir los documentos que respaldan las acciones tomadas con relación a lo observado y a los responsables, concluye.

Paraguay – Petropar – La licitacion donde gano el mas caro – Parte 3 Contrato

Petropar firmó contrato con las nuevas navieras que ganaron la licitación del flete fluvial para transportar combustible. La principal adjudicada, la naviera River Par SA, que fletará el 60% del volumen total adquirido por el ente, mientras que lineas Panchita G de Navegación, fletara el 40% restante del volumen anual. Lee el resto de esta entrada

Paraguay – Petropar – La licitacion donde gano el mas caro – Parte 2

Después que el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, considerara como una victoria del Gobierno el “ahorro” logrado en la licitación de fletes de Petropar con la oferta más barata de US$ 47,5 el m3 de Naviera Alto Paraná del Grupo Mercopar, la empresa estatal quiere ahora, mediante una maniobra que linda lo ilegal, torcer este resultado y realizar la adjudicación a una empresa que ofertó un precio 14 por ciento mayor.

Lee el resto de esta entrada

Paraguay – Petropar – Una licitacion en la cual gano el precio mas alto

La empresa Panchita G de Navegación S.A., que presentó la oferta global más cara en la licitación de fletes a la baja electrónica de Petropar, estaría vinculada a la firma Ultrapar, que a su vez tiene relación con Trafigura, una cuestionada proveedora de combustibles para la empresa estatal.

Aureliano González, presidente de Panchita G, puso de resalto que su firma se presentó en solitario a una licitación de Petropar por primera vez con el objetivo de enfrentar a quienes “dominan desde Buenos Aires la provisión de combustibles por vía fluvial”, en alusión a los hermanos López del grupo Mercopar, cuya firma vinculada Naviera Alto Paraná ganó el llamado con la oferta más baja de US$ 47,5 el m3.

En repetidas ocasiones la prensa se había hecho eco de los malos negocios que encaró Petropar con Ultrapar, a través de sus tanques de Encarnación, con sobrecostos que afectaron a la entidad estatal por los precios contratados a su vez con la proveedora Trafigura e IP Internacional.

Ahora la dirección de Petropar quiere torcer el resultado de la licitación con la posible descalificación al verdadero ganador, Naviera Alto Paraná, para otorgar la adjudicación al quinto ubicado en un grupo de cinco navieras, precisamente Panchita G de Navegación, con lo cual Ultrapar y Trafigura volverían a la escena en una contratación con el Estado paraguayo, a pesar de sus pésimos antecedentes como proveedores de combustibles.

Además se debe recordar que Trafigura proveyó años atrás gasoil fuera de las especificaciones técnicas, al punto que el ex presidente de Petropar Sergio Escobar fue procesado, ya que vendió al público combustible de baja calidad conteniendo alto nivel de azufre, con peligro potencial para la salud de las personas.

Nacionalizar los puertos y vender barcazas a las multinacionales

Un anuncio de inversión extranjera en la Argentina no sólo no pasa desapercibido en estos días, sino que es casi seguro que será promocionado y capitalizado por un gobierno que no tiene en mente conceptos como “fin de ciclo”.

En este caso, serán 350 millones de dólares que se inyectarán en el país. La decisión la tomó una de los traders de hidrocarburos más grandes del mundo: la holandesa Trafigura, dueña Puma Energy, una marca que supo verse en varias estaciones de combustibles en el país, y que luego desapareció.

Trafigura construirá un centro de tancaje de 140.000 metros cúbicos, en una primera etapa, y contará con un frente de muelle en los casi 700 metros de costa que tiene el predio ( 150 hectáreas) asignado sobre el río Paraná de las Palmas, donde funcionará su puerto.

Demasiado cerca del lugar, el kilómetro 171 del río fue consagrado por el uso y costumbre histórico como un fondeadero natural para realizar operaciones de alije. Sobre todo, entre los buques que llegan con combustibles para la paraguaya Petropar y las barcazas que bajan para ser llenadas con el insumo energético del cual Paraguay todavía es netamente importador.

Lee el resto de esta entrada