El agua que nos alimenta


Uruguay es uno de los países más privilegiados del mundo por estar sobre el reservorio de agua dulce más grande del mundo, el Acuífero Guaraní. Aunque más allá de esto, los peligros de su contaminación y de una explotación que pasa a ser una amenaza latente, al punto que se ha reforzado el sistema de protección del mismo para evitar problemas.

Pero la situación es mucho más importante de lo que al menos se considera y se investiga. Según un exfuncionario municipal local, que trabajó en una comisión que analizaba el tema, Salto tiene riesgo de contaminar el Acuífero, por la cantidad de pozos termales que han proliferado en los últimos tiempos.

En ese sentido, el exintegrante de la comisión de análisis del Acuífero, afirma que el gobierno departamental debería tener una comisión que atienda el tema y que trabaje en forma organizada con otras instituciones, ya que al momento no hay nada concreto.

En el presente informe de EL PUEBLO, damos a conocer la situación actual de la reserva de agua que nos abastece y nos alimenta cada día, así como también se escucharon voces referidas a la capacidad de abastecimiento y a los problemas que puedan surgir en torno al tema y que los habitantes de nuestro suelo no tienen en cuenta.

LA MÁS GRANDE

El Acuífero Guaraní es la reserva subterránea de agua dulce más grande del mundo, la que se extiende por debajo de la superficie de partes del Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay.ACUIFERO-GUARAN%25C3%258D-RCA[1]

El acuífero está ubicado en los cuatro países miembros originales del Mercosur: en Brasil ocupa 840.245;km² aproximadamente, en Argentina ocupa 225.000 km² aproximadamente, en Paraguay ocupa 70.000 km² aproximadamente y en Uruguay ocupa 45.000 km² aproximadamente.

El Acuífero Guaraní subterráneamente está en gran parte debajo de la cuenca fluvial del Río de la Plata, formando con ésta en gran medida un sistema de retroalimentación de agua dulce. En su parte inferior o más meridional el Acuífero Guaraní se conecta con el Uruguay, y recibe aportes desde el oeste (desde los Andes) mediante el Acuífero Puelche.

El volumen total de agua del acuífero se estima en unos 30.000 km³. Sin embargo las reservas explotables son de unos 2.000 km³/año. La recarga del acuífero en los lugares en que aflora es de solo 5 km³/año.3

La denominación Guaraní pertenece al geólogo uruguayo, Danilo Antón, y responde a que la extensión de este sistema subterráneo coincide aproximadamente con la región que alguna vez habitó la población Indígena llamada Gran Nación Guaraní. Existe un “Proyecto para la Protección Ambiental y Desarrollo Sostenible del Sistema Acuífero Guaraní”, iniciado por solo 3 países, Brasil Argentina y Uruguay para conocerlo mejor y poner un marco técnico legal y constitucional.

Cuando se perfora y se llega al acuífero el agua tiene presión de surgencia y aflora sola, con una temperatura entre los 33 a los 65 grados.

El país que más lo explota es Brasil, abasteciendo entre 300 y 500 ciudades, Uruguay tiene 135 pozos públicos algunos usados para la explotación termal, Paraguay tiene 200 pozos para uso humano y Argentina tiene varias ciudades con pozos para uso comunitario, destacándose la utilización de sistemas de pozos para las plantaciones de arroz, además de 8 perforaciones de agua dulce y 5 de agua salada para explotación termal. El Acuífero Guaraní está en la parte de capa, arenilla.

El ecologista Juan Carlos Palacios cree que el uso termal del agua es “un verdadero despilfarro”

Salto tiene la mayor concentración de pozos del Acuífero Guaraní y eso es un problema, dice un especialista local

El Acuífero Guaraní podría “colapsar” de existir “una extracción indiscriminada”, subrayó el ecologista salteño, Juan Carlos Palacios, al ser consultado por EL PUEBLO para este informe. Sin embargo, el especialista en suelos acotó que “hoy en día se está más protegido que antes, gracias a la normativa actual. Hoy no se permite construir pozos a menos de dos kilómetros de distancia de otro que esté funcionando. Y para realizar la extracción se debe tener la autorización del organismo competente. Eso rige en todos los casos, ya sea que el pozo que se quiere construir esté a 2 o a 100 kilómetros de otro ya existente”.

Palacios recordó que hace algunos años “hubo una gran alarma en Salto por el tema de las perforaciones, pero en poco tiempo se abrieron varios pozos”. Aunque recalcó que eso se dio porque “en ese momento no había una normativa muy estricta para la construcción de pozos”, algo que fue solucionado años más tarde.

El ecologista subrayó que “la DINAGUA (Dirección Nacional de Aguas) tiene la potestad de cambiar las normas o disponer de una nueva reglamentación para controlar el uso del Acuífero. Si hay un riesgo, ellos pueden establecer las normas necesarias para minimizar ese riesgo e impedir un colapso del sistema”.

EL PROBLEMA DE LA SALINIDAD

Palacios marcó que uno de los problemas actuales es que “los pozos de Salto se vienen salinizando. Ese es otro riesgo que estamos corriendo: cuanto más agua se saque, más probabilidad hay de que las aguas de las áreas subterráneas que tienen un gran contenido de sales, se trasladen hacia las zonas de donde se está sacando el agua”.

Y si aumenta el nivel de sal en el agua que proviene del Acuífero Palacios cree que “estaremos perdiendo una de las características importantes de calidad que tienen las aguas termales de Salto”. Como ejemplo, el ecologista puso a las termas argentinas de Villa Elisa y Almirón, cuyas aguas son termales, pero saladas.

“Hace varios años, un geólogo muy conocido en Uruguay, como es (Jorge) Montaño, señaló que se estaba salinizando las perforaciones de Salto y que en cuestión de 10 años el tenor de sal había aumentado en forma significativa. Y eso fue hace unos años, por lo que ahora podría haberse agravado el tema”.

“UN DESPILFARRO”

Palacios considera que si el agua del Acuífero “sigue siendo potable”, su uso termal es “un verdadero despilfarro”, porque “para que las piscinas estén calientes en la mañana, el pozo tiene que estar abierto toda la noche. El agua hace desbordar las piscinas y se va al río, lo que es realmente un despilfarro. Si el dueño de cada perforación de uso termal tuviera que pagar al Estado por cada metro cúbico que consume, gastaría una fortuna. En un momento se hizo el cálculo y era del orden de los 110.000 dólares por mes. Ese es el valor del agua que se está tirando mensualmente”.

En algún momento, “se pensó que era un recurso de agua dulce y hasta OSE hizo una perforación con el fin de abastecer a Salto. Cerca del cuartel (ubicado en calle Paraguay) hay una perforación. Pero como el agua termal circulaba a mayor temperatura que el agua tratada, se producía un problema con la presión en las cañerías que eran muy viejas. Y ese fue uno de los motivos para que se dejara de inyectar el agua termal en el sistema de abastecimiento de agua de Salto”, recordó Palacios.

El especialista explicó que “el agua que está en la roca viaja muy lentamente dentro de ella y sale espontáneamente, porque los pozos son surgentes, no semisurgentes. El agua sale con una presión altísima debido a que es una roca que está inclinada. La parte más alta está en Tacuarembó y la más baja acá en Salto. El agua entra por Tacuarembó y viaja a través de la arenisca, y si la extracción es mucha puede ocurrir que no se reponga con la misma velocidad con que sale”.

La ruta del agua “aflora en Tacuarembó y en Rivera. Pero en Pepe Núñez, donde están explorando para la extracción de petróleo, también aflora la arenisca de Tacuarembó. Quiere decir que es una zona de ingreso de agua al Acuífero Guaraní”.

Palacios advierte que si el agua que ingresa a Pepe Núñez “se contaminara por efectos de las actividades de extracción de petróleo”, esa agua “estaría llevando los contaminantes al propio Acuífero”.

Salto tiene la mayor concentración de pozos por kilómetros del Acuífero en Uruguay. Esto se da por varios motivos. Entre ellos, porque “se aprovecha la condición de ser pozos surgentes, que permiten que se invierta sólo en perforar, dado que después el agua sale sola. Normalmente, en cualquier otra perforación, uno tiene que poner una bomba y gastar energía cada vez que necesite extraer. Los pozos termales son surgentes, por lo que no es necesario hacer más nada para que fluya el agua”.

LA VISIÓN ARGENTINA

Especialistas argentinos también marcaron el peligro de que el Acuífero aumente su salinidad, de que se degrade su composición química hasta perder su potabilidad y de que pierda la presión natural que hace surgir el agua desde el subsuelo. Aseguran que deben tomarse urgentes medidas ambientales y recomiendan no abrir nuevos pozos de aguas termales o de uso industrial.

El titular de la cátedra de Hidrogeología de la Universidad de Buenos Aires, Miguel Auge, advirtió al diario Clarín acerca del peligro de contaminación. “Es urgente frenar la explotación masiva e intensiva del Acuífero, inclusive para baños curativos”, afirmó.

Para el hidrogeólogo del Instituto Nacional del Agua, Adrián Silva, la clave de la protección está en el oeste entrerriano y en Uruguay, donde se alimenta la reserva. “Hay que vigilar cada pozo y su entorno, para que no se derramen combustible, agroquímicos u otros contaminantes”, señaló.

Dijo que la Intendencia no siguió el estudio del mismo

Afirman que en Salto hay contaminación por pozos termales

Carlos Cattani, fue uno de los representantes de la Intendencia de Salto en el proyecto “Piloto Salto-Concordia” el que durante ocho años se desarrolló con los países vinculados al Acuífero Guaraní, (Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay), donde se acordó realizar un estudio de dicho acuífero financiado por el Banco Mundial.

En esa oportunidad, concluyeron que el Acuífero Guaraní era uno de los tres más grandes del mundo, pero el dato más interesante es que era el único que aún no estaba contaminado, aunque se presumía que en algunos lugares podía correr ese riesgo.

Dijeron que fueron estudiados cuatro diferentes puntos que se presumía que podían estar contaminados por diferentes motivos, uno en Brasil, otro en Paraguay y dos en Uruguay, uno era el punto Concordia-Salto y el otro en Rivera-Libramento en la frontera con Brasil.

En el departamento de Rivera el problema se daba por la contaminación cloacal y en Salto era por la sobreexplotación de pozos termales que iban a generar el problema que el acuífero llegara a agotarse, ya que se sacaba más agua de la que se podía recargar.

“Ese proyecto hizo un estudio de donde se obtuvo importante documentación pero no se pudo continuar porque hubo compromisos que no se cumplieron, uno de ellos era que se argumentaba que económicamente no se podía seguir el proyecto, pero se iba a continuar un monitoreo de pozos que analizaran el tema de la presión y temperatura del agua que implicaba un costo muy bajo, pero no hubo mayor interés en que continuara. Después que cambió la administración (de Fonticiella por la de Coutinho), empezó a decaer todo eso. Fuera de eso, los acuerdos a los que se había llegado, hoy no se cumplen”, dijo Cattani.

Agregó también que el Guaraní como tal, integra la Cuenca del Río Uruguay y debiéndose realizar un estudio de la parte aflorante como infrabasáltica (parte termal), para lo cual se reunió una comisión que trabaja en el tema a principios de este año, donde Cattani planteó el tema del incumplimiento de los acuerdos, pero asegura que “no ve que se continúe trabajando” en el tema.

Cuestionó también la actuación de ANCAP que al desarrollar la explotación de petróleo no cuida el tema del agua y dijo que es una irresponsabilidad pretender utilizar el sistema del fracking.

CONTINÚA LA CONSTRUCCIÓN DE POZOS SIN RESPETAR LAS INDICACIONES

Asimismo, Carlos Cattani informó que en Salto hay ocho pozos termales y en Concordia hay cuatro o cinco pozos. Dijo también que en Salto se hicieron dos pozos por fuera del modelo matemático que ya decía que no podían realizar nuevos pozos, porque los resultados de la investigación indicaron que en Salto  caíamos en contaminación por sobreexplotación ya que si se construía uno más de los que ya existían poníamos en crisis al Acuífero.

De esos dos pozos nuevos que se hicieron, uno de ellos es el de la Intendencia de Salto que está ubicado en la zona de Arapey y que se terminó de construir el año pasado; sobre este punto indicó que la construcción de este nuevo pozo, era para sellar el pozo viejo existente que se hizo en la década del 30, que no está entubado y que expide unos 180.000 litros de agua. “Sin embargo el pozo viejo no se selló y el pozo nuevo está mal hecho, porque hay un manual de construcción de pozos que salió del proyecto y no se respetó”, indicó Cattani a este diario.

Un panorama que debe ocuparnos en el asunto
Los riesgos de contaminación de uno de los mayores reservorios de agua dulce subterránea de todo el mundo
Los gobiernos de la región consideraron la importancia de la preservación de este acuífero creando el «Proyecto Sistema Acuífero Guaraní». El mayor riesgo de deterioro es el aumento de los volúmenes explotados y el crecimiento de las fuentes de polución.
La protección del recurso agua implica un drástico cambio de actitud en la sociedad. Para comenzar, hay que comprender que todos los desechos que arrojamos a los cursos de agua terminan destruyendo una cadena que incluye los reservorios subterráneos.
Por ejemplo, los pesticidas que empleamos en la agricultura no desaparecen ni se esfuman sin causar daño. Ingresan en la tierra y llegan hasta el subsuelo, ocasionando un impacto negativo extraordinario.
La contaminación puede ser debida a diferentes factores: Actividad humana – como la construcción de fosas sépticas. La agricultura: componentes orgánicos, uso de pesticidas industriales: pinturas, gasolina. Factores naturales: por las capas freáticas demasiado ricas en sales disueltas o por la erosión natural de cientos de rocas.
El agua subterránea tiende a ser dulce y potable, debido a que la circulación subterránea tiende a depurar el agua de partículas y microorganismos contaminantes, obteniendo un agua de excelente calidad, siendo así un mecanismo natural de filtración y depuración.
La contaminación de estas aguas puede permanecer por largos períodos, debido a la baja renovación y el tiempo de residencia, ya que no se pueden aplicar procesos artificiales de depuración por su difícil acceso. Esa calidad del agua y la posibilidad de captación en los propios locales donde ocurren las demandas, hacen que el aprovechamiento de las aguas del Acuífero Guaraní asuma características económicas, sociales y políticas destacadas para el abastecimiento de la población.
LOS RIESGOS DEL ACUÍFERO Y EL FRACKING
La técnica del fracking contiene elementos que tienen compuestos extremadamente perjudiciales para la salud. En zonas de riesgos sísmicos, se ha comprobado que este sistema ha provocado terremotos.
Aquí el riesgo mayor responde a la contaminación, si a donde se produce la fractura se le inyectan esos 600 productos químicos en la roca, es imposible controlar lo que acontece en las profundidades “y esa realidad es reconocida por las propias empresas que lo hacen”.
De esos miles de litros de agua que se utilizan durante el proceso, no se tiene ninguna garantía de que no suceda lo que en otros países, donde se ha suscitado una contaminación profunda de acuíferos y en este caso puede afectar seriamente el Acuífero Guaraní, puede ir hacia los acuíferos superficiales e inclusive salir a alertar por la contaminación del Acuífero Guaraní.
ALERTA POR CONTAMINACIÓN DEL ACUÍFERO
En el 2007 una agencia de noticias argentina dio a conocer un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) de Argentina. Advirtió sobre la contaminación que las explotaciones termales pueden producir en el Acuífero Guaraní.
Recomiendan terminar con las perforaciones.
Según se señala, esto ocurre por la falta de tratamiento de efluentes y por el exceso de sales. La AGN recomienda expresamente «no avanzar con nuevas perforaciones» y «cerrar definitivamente las perforaciones salinas» en Entre Ríos.
El objeto de la auditoría fue realizar un «examen de la gestión ambiental llevada a cabo por la Subsecretaría de Recursos Hídricos con relación al Proyecto para la Protección Ambiental y Desarrollo Sostenible del Sistema Acuífero Guaraní (SAG)».
El período auditado fue mayo de 2003-setiembre de 2006. Dicho proyecto para la protección del SAG, con financiamiento del Banco Mundial, se creó con el propósito de elaborar e implementar un marco común institucional, legal y técnico para la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, en cuanto al manejo y preservación del acuífero.
El componente V del proyecto establece como objetivo «generar experiencias concretas de gestión en el SAG, en áreas donde existan conflictos potenciales». Para ello se definieron cuatro proyectos piloto: Riberão Preto (Brasil), donde la fuente de abastecimiento del agua es el acuífero; Encarnación-Ciudad del Este-Caaguazú (Paraguay), que es una zona de explotación agrícola donde se desea conocer la interacción del suelo con el acuífero; los transfronterizos Concordia (Argentina)/Salto (Uruguay), «zona de gran desarrollo turístico con potencial de conflicto debido a la explotación de aguas termales»; y Rivera (Uruguay)/Santana do Livramento (Brasil), un área de recarga del SAG, donde el acuífero se encuentra a escasa profundidad y la concentración de actividades representa una amenaza de contaminación del recurso.
Según la auditoría, el área Concordia-Salto, que comprende unos 500 kilómetros cuadrados, «es considerada crítica por los eventuales riesgos de contaminación o sobreexplotación. Presenta la mayor densidad de población de la zona del Litoral argentino-uruguayo (alrededor de 200.000 habitantes), y constituye un área de desarrollo turístico termal del Sistema Acuífero Guaraní».
Verificación y resultados de la auditoría
El 12 de mayo de 2006 el equipo de auditoría realizó una visita al Área Piloto Concordia-Salto, para verificar los resultados alcanzados en el desarrollo de la experiencia. El informe dice que se detectó «falta de tratamiento de los efluentes vertidos a los cuerpos de agua (contaminación por exceso de sales)» y la «posible infiltración del agua reinyectada por fracturas del lecho basáltico y consecuente contaminación del acuífero superficial Ituzaingó».
Otros problemas ambientales son la «posible contaminación del agua del Acuífero Guaraní con agua salada de los sistemas acuíferos asociados. La extracción de agua salada de un acuífero asociado podría conectar al Acuífero Guaraní con estas formaciones salinas, vía irregularidades del subsuelo, contaminando en consecuencia el recurso».
«Como consecuencia de estos problemas, se manifestó una clara postura de no avanzar con nuevas perforaciones y de cerrar definitivamente las perforaciones salinas», concluye el informe.
UN SISTEMA PERMEABLE
Para entender mejor el riesgo que corre el acuífero es necesario comprender cómo se forma: las aguas subterráneas se forman a partir del agua que desde la superficie de la tierra se va filtrando a través de materiales porosos y permeables.  Empujada por la fuerza de la gravedad fluye hacia abajo hasta que se topa con una zona impermeable, entonces o bien fluye en otra dirección o se acumula allí.
Cuando el agua se acumula va ocupando los espacios vacíos de los materiales (poros) hasta llenarlos. Muchos de los acuíferos existentes son utilizados por el hombre, que toma de ellos agua a través de pozos y galerías.  Justamente una de las problemáticas más comunes es el descenso del nivel al que se encuentra el agua (nivel freático) a causa de la sobreexplotación, lo que puede llevar a su contaminación al concentrar más sales de lo normal.
Existen además otras
causas de contaminación.
Cuando las aguas que se filtran desde la superficie tienen contaminantes pueden afectar a las del acuífero con: nitratos, sales, disolventes, barnices, pesticidas, pinturas, gasolina, etc. A su vez, los acuíferos cercanos a la costa pueden verse contaminados por agua marina, inutilizándolos para muchos de sus usos

Publicado el junio 22, 2015 en El Tiempo, News, Technical y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: