Un informe que revela cuánto le cuesta a un buque exportar soja


Dos referentes de la Bolsa de Comercio de Rosario, Guillermo Wade y Julio Calzada, analizaron cuánto impactan los “costos portuarios” de la Argentina en la exportación de soja, y la conclusión a la que llegaron es que estos costos representan el 17% del flete marítimo (US$ 6,50 por tonelada de soja sobre un flete de US$ 38 la tonelada).

Un Panamax paga un total de US$ 421.000 entre derecho de entrada, uso de muelle, pilotaje y practicaje sobre el río Paraná y en puerto. peaje de la hidrovía, amarre y desamarre, supervisión y sereno, servicio aduanero extraordinario, migraciones, gastos sanitarios; inspección de bodegas y tanques, de desechos y basuras, y honorarios de agentes marítimos, entre otros.

Este trabajo es funcional para un gobierno que, en las pocas referencias públicas que hizo respecto del sector, enfatizó la necesidad de ser eficientes y bajar los costos. Practicaje, puertos, remolques e hidrovía están al tope de las preocupaciones de la cartera que delegó el ministro Guillermo Dietrich en el subsecretario de Puertos y Vías Navegables Jorge Metz.

Los especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario destacaron que este “costo del sistema” necesita ser revisado porque atenta contra la competitividad. “De allí la importancia de ser eficientes y de que haya racionalidad económica en su determinación para no elevar el costo argentino, no reducir el precio FOB que reciben los exportadores locales y finalmente no afectar el precio FAS que recibe el productor nacional”, explicaron desde la entidad.

El estudio tomó como modelo un Panamax que “ingresa por el Río de la Plata para cargar 47.500 toneladas de poroto de soja en una terminal portuaria en Timbúes. Luego sale de allí, y en 4/5 días aproximadamente, llega a Bahía Blanca para completar la bodega con 17.500 toneladas de soja. De esta forma, sale posteriormente a China con 65.000 toneladas”, explicaron.

Fuentes del mercado, en reuniones privadas, dieron ejemplos similares: contaban el caso real de un buque al que le habían cotizado casi US$ 500.000 para cargar en Rosario y completar en Bahía Blanca. El armador no aceptó la cifra.

El buque “testigo” paga US$ 240.000 para llegar y cargar en Rosario y casi US$ 168.000 para completar en Bahía Blanca.

Son múltiples los factores que hacen a la competitividad sistémica de los complejos agroexportadores argentinos. Este estudio evidencia que la eficiencia lograda por la industria y sus muelles se va erosionando con cada kilómetro de cola de camión y cada centavo de dólar que aumenta el costo portuario. (Por Emiliano Galli; La Nación)

02/06/16

Publicado el junio 10, 2016 en News y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: