La cartelización de los remolcadores de puerto


El Gobierno creyó que había regularizado el negocio de los remolcadores, que estuvo dominado por Omar “Caballo” Suárez desde 2010. Pero se encontró que el sector sigue estando en manos de un “cartel que hace lo imposible para que no entre un competidor”, según caracterizó Dietrich ayer. “Está conformado por empresarios nacionales”, ahondó.

A mediados del año pasado, Enarsa -importadora de gas en barcos- realizó algunas modificaciones para que pudieran ingresar nuevas empresas en el servicio de remolcadores marítimo. Estos se encargan de traer los buques de gas metanero del mar hacia el puerto.

El Gobierno anunció que la nueva responsable del servicio sería una firma local, que se asoció con la danesa Maersk (uno de los colosos globales del sector). El nuevo contrato le generó un ahorro de US$ 15 millones anuales al Estado. “Pero la cámara de remolcadores tramitó un amparo judicial en el que sostiene que Maersk operó en China, lo que es totalmente falso. Ponen mucha plata en la justicia”, acusó el funcionario.

La nueva responsable de los remolques trajó nuevas embarcaciones para esa tarea. Pero no pueden operar por un impedimento judicial, según contaron varias fuentes oficiales a Clarín. Eso está provocando que la empresa asociada con Maersk experimente números diferentes de los previstos en sus planes iniciales. En el Gobierno lo saben, pero saben que la resolución del asunto está en los Tribunales.

El de los remolques era un sector dominado por el gremialista Omar “Caballo” Suárez. “En 2010, el Caballo Suárez estuvo en Holanda con los dueños de una empresa de remolcadores y les pidió el 70% de la empresa en Holanda. No les pidió el 5% en un cuartito escondido”, exclamó el ministro de Transporte. “Lo peor son las empresas argentinas, las de la cámara”, puntualizó.

“Le vendieron una empresa (de remolcadores marítimos) a Suárez en $ 1.400.000, que se pagaba con el primer mes de alquiler de esos remolques (a la estatal Enarsa)”, insistió Dietrich en torno al negocio oscuro que detectó el Poder Ejecutivo y que quiso desarmar.

“No es el Caballo Suárez, no es el kirchnerismo, somos nosotros. que después de décadas de no haber competido, nos resistimos a que gane el mejor”, indicó el ministro ante los empresarios más importantes de la Argentina reunidos ayer. (MARTIN BIDEGARAY – CLARIN)

Anuncios

Publicado el julio 9, 2017 en News y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: