Archivo del sitio

El sector marítimo, optimista frente a los anuncios del presidente Fernando Morales Por: Fernando Morales

Una docena de centros profesionales y entidades gremiales conforman la diáspora del sindicalismo marítimo y fluvial, un sector no muy conocido y que tiene como misión tripular todo lo que flota, desde las dragas que profundizan los canales de acceso a los puertos (sindicato a cargo del poderoso Juan Carlos Schmidt) hasta enormes buques cargueros, petroleros y de pasaje. Lee el resto de esta entrada

Argentina: Empresas fluviales y marítimas crean una federación

Por Emiliano Galli

 

Los directivos de las cámaras que fundaron la Federación de Empresas Navieras Argentinas..
Las compañías dueñas de barcos, barcazas y remolcadores, responsables del transporte fluvial y marítimo de combustibles, gasoil, fueloil, granos, aceites, mineral de hierro y contenedores, entre otros productos, crearon la semana última la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA) con el fin de defender sus intereses frente a los gremios y las autoridades.

Lee el resto de esta entrada

Lucidez honesta y autocrítica entre los empresarios navieros

Ésta será una semana decisiva para la política del transporte fluvial y la marina mercante, luego de que las cuatro cámaras que agrupan a las pocas empresas que permanecen de pie con bandera argentina en sus embarcaciones (mayormente en remolques y buques tanque dedicados al cabotaje) consensuaran crear la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA), nombre que probablemente adopte la unión de la Cámara Argentina de Empresas Navieras y Armadoras (Caena), la Cámara de Armadores y Remolcadores (CAR), la Cámara de Armadores de Bandera Argentina (Carba) y la Cámara Naviera Argentina (CNA).

Si bien no trascendió mucho más que esta voluntad de confluir para dar de baja la característica dispersión de voces empresarias en el sector, el fin último es claro: advertir que la competitividad de la bandera argentina no es algo asequible con el actual marco normativo, tributario y laboral.

Las empresas navieras argentinas enfrentan variables adversas en los tres frentes de negocios: el cabotaje, el tráfico internacional y el transporte fluvial. En efecto, este paso institucional debe ser la respuesta a múltiples espasmos que en privado vienen manifestando los hombres de negocios del transporte por agua.

Irrelevante sería captar sólo el momento en que se toma esta decisión, es decir, en pleno año electoral. Tal vez entraron en la cuenta de que es hora de remendar años de fractura del lobby sectorial.

Es cierto que los empresarios dan un paso adelante tratando de acortar distancia con otra voz que, aunque coincida en los temas planteados, tiene otro tono y contexto: el secretario general del Centro de Patrones, Julio González Insfrán, encomendó un texto sencillo, de rápida digestión, para entregarle a todos los presidenciables. Su primera reunión fue con Mauricio Macri. Y sería inminente una reunión con Sergio Massa.

La realidad es adversa tanto para los gremios como para los empresarios. Pero siempre es efímero este tipo de compatibilidad de reclamos.

Para un armador, resulta imposible afrontar un costo operativo de 330.000 dólares por mes frente a los 100.000 que cuesta un buque de una tercera bandera. La explotación de un buque argentino se encarece con las cargas sociales y los impuestos de la legislación local. Allí es cuando un registro especial (segundo registro no es políticamente correcto) al estilo brasileño toma fuerza. Pero sin el apoyo gremial, su consecución será compleja.

Una lucidez honesta y autocrítica hecha luz a una industria que se llenó de cámaras y se vació de empresas. La política no tendrá excusas ahora para reconocer a los referentes. (Por Emiliano Galli; La Nación)

07/05/15

La industria naval debe ser una política de Estado

por Miguel Angel Sánchez (*)

Un fondo de marina mercante financia las construcciones. En Brasil, el sector es parte de las soluciones de corto y mediano plazo en cuestiones sociales, educativas y productivas. Por qué está en la agenda.
Lee el resto de esta entrada

Se agravó la fractura en el oficialismo Por Emiliano Galli | LA NACION

Sorpresivo y contundente. Los 16 gremios que integran la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra) que firmaron hace un tiempo una solicitada de apoyo al proyecto de ley impulsado por el subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Horacio Tettamanti, y presentado en la Cámara de Diputados por Gastón Harispe (FPV-Buenos Aires), dieron un giro de 180 grados para plantear ahora su profundo rechazo a la iniciativa del tándem Tettamanti-Harispe. Lee el resto de esta entrada